Eureka

el

Te fastidia, pero a la vez lo necesitas y además lo sabes así que no lo evitas. Y apareces por allí esperando algo mágico y a la vez retrocediendo en tus ganas de mejorar, para que no te pases de la ralla. Y lo mágico sucede, no os voy a mentir, pero no déis por hecho que lo mágico es genial, simplemente es mágico y te lo puedes tomar como te de la gana, como todo en la vida, y no cambiará, seguirá siendo lo que es, mágico. Y pues a veces lo mágico jode, y duele. Pero recuerdas que has ido por tu propia cara bonita y que nadie te obligó a recorrer ese camino, así que te paras y escuchas.

Pues ahora va y resulta que voy a aprender la lección venidera con mis propias armas. ¿Te quejas? Pues dame una alternativa. Si no la tienes, que no vuelva a escucharte.

Y ahí empieza la odisea. Cómo te voy a contar cuál seria mi vida perfecta ya que al saberlo, ya la tendria. O al menos, lo intentaria. No lo se, no tengo ni la remota idea de cómo podria describirte un mundo en el cual pudiera apreciar vivir. Y lo siento, de verdad que me encantaria saberlo, pero no llego a descubrirlo. Por más que pienso (que ahí supongo que está el error) no llego a crear una realidad donde pudiera respirar y sentirme viva. Vale, pues dejemos de pensar y siento.

Ah.

Descubro la trampa.

[…]

– Un mundo en el que pudiera ser yo misma, sin tapaderas ni puertas traseras. Sin pelos en la lengua ni corazones que molestar. Manos sanadoras para curar cualquier herida creada por nosotros mismos. Miradas que hablasen, cuerpos respetados, justicia remunerada y valores por delante.

Ya estoy en mi mundo perfecto. Ya puedo descansar. Dejar de buscar algo que ya tengo, dejar de anhelar vida que ya vivo. Ya puedo crear, ya podía crear, no entiendo porque esperaba más. Tanto que hablo, tanto que explico, tanto que argumento y no había mirado debajo de mi alfombra. y Ahí estaba, la pequeña luz parpadeante a la espera de ser vista y contarte que todo lo que nos han contado es mentira. Que todo lo que nos han dicho es bullshit y que la vida más chula la puedes tener cuando quieras, en el momento que decidas y de la manera más fácil que pudiera existir, aceptándola.

“Querida maestra, me mandaste deberes para verano y prometo haberlo intentado. Pero de tanto intentarlo sentí la respuesta y ya no quise contarte nada, porque ya no hay nada más que contar, ya lo sentí, y te lo agradezco.

Un abrazo y buen verano,

De tu alumna más difícil, con amor.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s